Locos. Una comedia de gestos

Locos. Una comedia de gestos

· · ·    
Locos, la primera novela de Felipe Alfau, recuperada para el público de habla inglesa en mil novecientos ochenta y ocho y traducida por vez primera al de España en mil novecientos noventa, es una de las piezas más singulares y predecesoras de la novelística moderna. En ella se describe una España de adefesio, la de principios del siglo veinte, y se trama una metáfora ética. El Café de los Locos, en Toledo, es el paisaje nuclear del que parte una peripecia narrativa que recuerda a las novelas de novelas como Las mil y una noches. Alfau participa de las experiencias de lo que se dio en llamar «vanguardia narrativa». Tal y como Mary McCarthy apunta en su epílogo: «Alfau, o bien su libro, era mi género de hombre fatal, que entonces he vuelto a hallar en Pálido fuego, de Nabokov, y en más de una ocasión en Italo Calvino. Mas Locos fue el primero… Si Locos fue mi tipo fatal, de lo que verdaderamente me enamoré, incluso sin saberlo, fue de la novela moderna en lo que se refiere a historia de detectives. Hay un trabajo de detective, evidentemente facilitado por Nabokov al lector en Pálido fuego. He citado a Calvino asimismo, mas hay otro ejemplo del que prácticamente me olvido, El nombre de la rosa, naturalmente...» «Felipe Alfau es una suerte de Salinger de España.» Enrique Vila-Matas.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.