Esperando un respiro

Esperando un respiro

· · ·    
Son negras, universitarias, urbanas, modernas, de clase media acomodada y tienen entre treinta y cuarenta años de edad. Como los mosqueteros, asimismo son 4. Y de las 4, 3 por lo menos andan por la vida con sus armas desenvainadas buscando al príncipe azul. Tanto empeño han puesto en ello que a Robin, cuando va a una sesión, en ocasiones no le alcanzan los dedos de una mano para contar a los hombres presentes con los que se ha recostado. Alguna, como Bernardine, ha creído toparlo. Mas tras once años de matrimonio con un tipo que ha triunfado en la vida merced a su ayuda, con 2 hijos, una magnífica casa y una cómoda situación social, lúcida una mañana y se halla con que se ha marchado con su blanca y rubia secretaria, ha puesto sus recursos a nombre de otro para lograr un divorcio económico, y corre el peligro de quedarse con el trasero al aire. Una cosa que todas y cada una tiene en común es la carencia de pelos en la lengua. Y ninguna vacila en llamar a una picha corta exactamente eso, una picha corta.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.