Corpus delicti

Corpus delicti

· · · ·    
Murió en mil novecientos cuarenta y nueve colgado de una horca. Tenía treinta y nueve años. Había asesinado a múltiples personas, mas no podían juzgarle pues había hecho desaparecer los cadáveres y, sin cuerpo del delito, no podía haber juicio. Hasta el momento en que un forense halló un pequeño resto. Solo pudieron condenarle por uno de sus crímenes, a pesar de que se vanagloriaba de haber cometido considerablemente más. Su móvil: la necesidad de tomar sangre humana. ¿Un vampiro? ¿O bien una estrategia a fin de que le declarasen desquiciado y librarse de este modo de la horca? En Corpus delicti, Andreu Martín cuenta en primera persona la vida de John George Haigh, un personaje real que convulsionó a la sociedad británica poco tras la Segunda Guerra Mundial. Mas alén del mero relato de unos crímenes genuinos, Andreu Martín se sumerge en la psique desequilibrada de este asesino para enfrentarse a las verdades y patrañas que se presentan en un juicio en el que la fantasía semeja apoderarse de la realidad, y los hechos se disuelven en la confusión.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.