Cazador

Cazador

· · ·    
¿Quién era y de dónde había salido El Cazador? Aquella era una pregunta que a lo largo de años se habían hecho la mayor parte de los furtivos del continente africano, sin que nunca se lograra localizar una contestación razonable. Para muchos, El Cazador era más bien una parte de una historia de leyenda que un ser de carne y hueso que cumplía siempre y en toda circunstancia su amenaza de recortar la mano derecha a todo el que matase a un animal protegido, o bien ejecutaba después sin apelación a quien, pese a encontrarse mutilado, reincidiese en sus actos. De Angola a Camerún o bien de Ruanda a Nigeria, la historia de leyenda de El Cazador se había ido propagando como una mácula de aceite, o bien tal vez como una absurda patraña, por el hecho de que resultaba de todo punto incomprensible que pudiese existir un ser omnipresente capaz de castigar en exactamente la misma semana a los buscadores web de marfil de Uganda, a los cazadores de rinocerontes dela República Centroafricana o bien a los coleccionistas de trofeos mozambiqueños...
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.